Documento sin título
Contenido creado por Agustina Lombardi
Música
God save british music

En honor a la reina: diez canciones para revisitar el sonido británico este fin de semana

Buckingham está de luto; el Reino Unido frena, se vuelve a sí mismo y escucha la música que le es propia.

09.09.2022 19:43

Lectura: 4'

2022-09-09T19:43:00
Compartir en

Por Agustina Lombardi

El cielo está gris. Pequeñas gotas se deslizan tímidamente por alguna ventana londinense. Está por comenzar a llover, nada novedoso. El fin del verano es húmedo en la ciudad, que se sienta a esperar el fin de los días de luto por la muerte de su eterna monarca.

La primera escena es en la noche, todavía temprano, con una copa de vino tinto mientras antes de la cena, de fondo, suena Lianne la Havas, todo el neo soul que es necesario para calentar un poco el corazón. “Weird Fishes” es la versión que la inglesa hace de la canción original de Radiohead, menos rockera por el protagonismo que tiene el teclado, que acolchona el fondo en un aura de ensueño. Le sigue “Bittersweet”, el track que da comienzo y fin al disco homónimo a la canción, su último álbum hasta el momento. Es allí donde Havas debería terminar de seducir a cualquiera que la escuche, su vibrato es algo único.   

Londres queda a 750 kilómetros de Escocia, donde se encuentra la ciudad de Paisley, con sus casas victorianas. De allí proviene Paolo Nutini: un escocés de nombre italiano que pasa del reggae al jazz sin olvidarse nunca de lo importante que son las baladas. “One Day” podría sonar de fondo entre las miradas y cruces de un juego seductor. El videoclip hace honor a sus orígenes, con un homenaje al clásico género giallo de las películas de terror eróticas italianas.

Si Londres es neo soul, Londres le agradece a Amy Winehouse. “Now You Know” quizás no sea una de sus canciones más conocidas; por suerte, Amy dejó joyas para seguir revisitándola. La pudo haber tocado mano a mano con su guitarra en algún bar londinense y oscuro, o acompañada de una big band.

Siempre logró esa versatilidad en sus composiciones. Sus interpretaciones nunca son iguales, por eso su riqueza se encuentra en los infinitos videos que hay en YouTube para explorarla.

Con “Tompkins Square Park”, de Mumford & Sons, esta playlist llega a un pico de intensidad rockera. La banda inglesa hace referencia a la plaza neoyorkina para contar una historia de desamor en clave melancólica, pero con la fuerza de un set de batería bien marcado y solos de guitarra.

“Star Treatment” es Alex Turner, líder de Arctic Monkeys, mirando al pasado en los años 2000: un adolescente lleno de aspiraciones, entre ellas, el deseo de llegar a ser un miembro de The Strokes, la banda que cambió su forma de vestir y el estilo en el que cortaba su pelo, diría Turner.

Con “Movie”, de Tom Misch, y “Feel”, de Jacob Collier, queda registro de, quizás, la sonoridad más contemporánea en la escena londinense: beats lentos y groove.

Claro que Adele no podía quedar afuera, siendo una de las voces británicas con más reconocimiento. En esta ocasión, con una versión de “Lovesong”, canción original de The Cure, respetando su amor por las baladas con un sonido muy orgánico, que tiene a la guitarra como protagonista.

El final debe siempre ser épico y, por eso, Elton John despide el homenaje a la música inglesa, en honor a la reina, con “Bennie and the Jets”. Por suerte, la televisión en 1974 ya era capaz de retratar conciertos de tal magnitud como los que se ven en el siguiente video. Los píxeles tamaño hombre son totalmente secundarios.

En honor a la reina y a la música británica, diez canciones para escuchar en el fin de semana. 

Por Agustina Lombardi