Documento sin título
Contenido creado por Federica Bordaberry
Música
El socio, los socios

Socio vuelve a los escenarios con algo que brilla y que podría ser oro

El 14 de mayo se presentará Socio con su primer show post pandemia y mostrarán canciones del nuevo disco.

13.05.2022 10:36

Lectura: 12'

2022-05-13T10:36:00
Compartir en

Por Federica Bordaberry

¿Por qué seguís haciendo música?

Sigo haciendo música porque me encanta la música. Vivo juntando discos. Hay un misterio en los discos que todavía me impulsa a seguir haciendo música. Disfruto de escucharla y todavía tiene eso de infantil, de la fascinación por un objeto que tiene como un misterio para mí, que son los discos, ese poder lograr capturar algo y plasmarlo en un objeto físico. Después lo reproducís, no importa el formato, y esa magia sucede cada vez que lo escuchás. Te emocionás o te alegrás, pero pasan cosas. Creo que sigo tratando de capturar ese misterio que viene desde muy chico. Por eso sigo haciendo música.

Federico Lima es ese músico uruguayo que empezó un proyecto solista, creando un personaje, llamándolo Socio. Fue un narrador de historias, un cronista, un contador de lo que sucede en lo cotidiano. Fue una mezcla entre reggae, electrónica y folclore.

Ese disco, que fue el que debutó el proyecto Socio, vino de todo aquello que no entraba en Miss Wichita, la banda que lideraba luego de la separación de Loop Lascano. Con ese álbum, en 2008, Lima logró reafirmarse como compositor y productor musical.

El haber hecho música, estar desde otro lado que no es el del escucha, ¿no te hizo perder la inocencia del misterio?

Me pasa que, a veces, termino como aburrido por el proceso. Después, al tiempo, enseguida pica de nuevo. De hecho, ahora estoy como preparándome para volver a producir algo. Siempre, como en cualquier cosa, te cansa un poco, pero después pasa el tiempo y enseguida vuelven esas ganas. Por suerte, siguen volviendo.

El origen de todo aquello fue bastante azaroso. Las canciones que Lima llevaba a Miss Wichita no funcionaban. Al mismo tiempo, trabajaba de técnico con No Te Va Gustar y Nicolás Fervenza escuchó Sr. Capitán y le sugirió hacer un disco solista con eso.

Lima dijo que no, que no le parecía buena idea. Pero Fervenza insistió y le ofreció ayuda para hacerlo. Estuvo toda una semana hasta que lo convenció de enfrentar el desafío. ¿Cuál? El de salirse del rock, de salirse de lo que hacía hasta ese entonces y reflotar algo en sí que no estaba.

¿Qué es lo que te lleva a tener etapas más rockeras, o más electrónicas? ¿De qué depende que vayas variando, de género en género?

No sé. Como he escuchado tanta música y tengo tanta música, que hay muchas facetas de la música que me gustan, muchos géneros, pero va mas allá. Yo veo lo que voy escuchando en mi casa y siempre un artista me va llevando al otro. De repente, hay algo de ese artista que me gusta y trato de poder agarrar eso para mí.

Ahora, por ejemplo, pasé de escuchar abundante soul al metal. A su vez, Ennio Moriccone, que es alguien que me gusta mucho. Estoy escuchando pila de banda sonora y, a su vez, escuchando pila de hard rock, metal. Eso me mantiene despierta esa curiosidad y trato de poder ser capaz de llevar eso que me gusta hacia mi música, tratar de ver si puedo llegar a por lo menos arrimarme un poquito a eso.

También estoy terminando un proyectito que no es parte de Socio, que tiene que ver con eso de la banda sonora, de Morricone. Para mí es algo nuevo en este momento porque capaz que la gente todavía no lo escuchó, pero es algo que yo vengo trayendo hace pila y estoy tratando de arrimarme un poco a ese mundo.

Después, capaz que cuando lo termine ya no vuelvo a ese lugar, pero va a aparecer otro u otra cosa que me lleve. Por ejemplo, también veo que el hip hop, que fue mi primer música, está volviendo. Estoy escuchando bastante hip hop, de a poco. Yo siempre voy viendo que hay cosas que van llevándome o volviendo. Sé que lo próximo que haga es eso que tiene un poco de Morricone y ya lo próximo quizá sea relacionado con el hip hop de nuevo.

Entonces, ¿lo que te lleva a tener esas etapas es una búsqueda o una curiosidad?

Sí, es una curiosidad porque es el misterio de la música grabada. Me parece que es lo más mágico del mundo eso de que vos puedas capturar un sonido en un micrófono y que ese sonido, que en realidad es algo súper físico, despierte un montón de cosas químicas en el cuerpo, o en la persona o en la mente, y le remueva el espíritu, algo bastante mas difícil de capturar, que es una combinación química. Es lo más cercano a la magia.

Después de no tocar durante toda la pandemia, y con dos singles del nuevo disco que estrenarán este año lanzados, Socio se presentará el sábado 14 de mayo en La Trastienda Samsung con invitados especiales. Presentan, después de casi dos años, un show llamado “No hay adioses ni desencuentros”.

¿Qué hay que esperar de este show?

Lo que vamos a hacer tiene dos patas. Primero, una que es como una pasada por las canciones que a la gente que le gusta Socio quiere escuchar. No te diría un “grandes éxitos”, pero sí temas centrales de la carrera. No es un “grandes éxitos” porque hay éxitos que estamos dejando afuera y, a su vez, es un promedio entre lo que la gente quiere escuchar, lo que nosotros tenemos ganas de tocar en este momento y, a su vez, está todo lo del disco nuevo.

Nosotros tenemos un disco nuevo que terminamos en marzo y que, de a poquito, estamos sacando los singles y el lanzamiento es inminente. Lo que vamos a hacer es, si el disco tiene diez temas, vamos a tocar cuatro, es como una especie de presentación.

Media presentación.

Media presentación, exactamente. No vamos a tocar más porque sabemos que está buenísimo para los músicos tocar temas nuevos porque es como nervios y es lo último que estás haciendo, pero para la gente que va a verlo es medio raro porque no tiene mucho de dónde agarrarse porque no conoce las canciones. No podés tocar seis canciones nuevas así de saque, a no ser que vayas a presentar el disco realmente y sea la propuesta. De esas cuatro ya salieron dos y vamos a tener dos novedades más.

Contame del nombre del show y el flyer, que son animales caminando detrás de un hombre.

El nombre del show sale de una canción de la banda, que es una canción vieja, de Mini Glorias. Dice, “no hay adioses ni desencuentros, no hay más verdad que tu amor”. Tiene que ver con el encuentro con la gente que le gusta la banda. Esa persona y esos animales son parte del videoclip de Iluminador, lo sacamos de ahí. Es un reencuentro de la gente, de la banda con la gente que le gusta y ese guiño a los animales es porque la canción habla bastante de una cosa ecológica, de estar unidos, más allá de lo que sea. Es como un reencuentro, es como el toque de Socio pospandemia, realmente.

¿Cómo preparan un show para La Trastienda? Que es distinto, por ejemplo, que preparar un show para la Sala Zitarrosa.

Hay mucho ensayo. Hace pila que estamos ensayando y lo que hicimos fue generar climas en bloques de canciones. Es algo que nunca habíamos hecho, agrupar canciones por su tematica, tocarlas enganchadas. Hay como un guion, como una cosa más armada, que es algo que es la primera vez que lo hacemos. Entonces, tiene una preparación especial La Trastienda porque es un lugar diferente, es un lugar de concierto y te permite hacer otra cosa.

Si mirás al Federico que lanzó Socio en 2008 y al que se va a parar el sábado en La Trastienda, ¿qué cambió en ese Federico?

Cambiaron un montón de cosas. Sobre todo, seguridad, autoconfianza en el proyecto porque yo venía de bandas el disco en 2008 es como un disco solista. Después, volví a la banda. Ahora Socio es una banda, pero estuvo ese proceso en el medio que fue para mí tener que demostrar algo solito, más allá de Loop Lascano y Miss Wichita, que era el pasado que tenía. Era demostrar yo solo podía hacer canciones y tener una vida artística viable. Con eso lo logré, logré permitirme volver a tener amigotes y vamos con la banda de nuevo, pero fue como para eso, para decir, “Fede, pudiste hacerlo, podés solo”. Eso es lo que veo cuando miro para atrás.

Socio cambió en cantidad de integrantes, pero ¿cómo cambió musicalmente?

Cambió lo que hice en ese momento. Yo ya había mostrado una veta rockera con Miss Wichita y, en ese momento, lo que hizo Socio fue decir “están tambien estas otras músicas que a mí me gusta”. Otra cosa, el folklore, el reggae, algo más electrónico. En ese disco se volcaron esas cosas. También tuve la necesidad de decir, “bueno, me quiero desmarcar para hacer un disco solista, tengo que hacer otra cosa diferente a lo que ya venía haciendo”. Ahí afloraron otros estilos. Ahora volvieron un poco los estilos de antes, otra vez el rock, porque lo extrañé también y porque me es natural. Capaz que el disco primero de Socio no es tan natural, sino que es tener que demotrar algo. Fue una cosa así y ahora como que puedo volver al lugar cómodo y disfrutar eso de nuevo.

Una de las cosas que aprendiste de Rubén Olivera es que hay que hacer música en el contexto de uno, ¿qué tiene Socio del ahora?

Tiene pila. Esa premisa que me enseñó Rubén Olivera nunca la había hecho tanto como ahora. En el disco nuevo de Socio lo que cambié fue que hay como una mirada de “nosotros”, y no una cosa de “yo, me pasa esto a mí, o yo pienso”, sino que hay como una mirada de comunidad que es parte del proceso de la banda.

Entonces, las canciones hablan de nosotros y no de mí y realmente están hablando. Las letras del disco nuevo salieron bastante de charlas que tuvimos con la banda mientras hacíamos el disco, cuando parábamos a tomar un cafecito o unos mates y ahi hablábamos de lo que nos importaba o lo que nos sorprendiera de las situaciones que estábamos viviendo. Es bien un disco de pandemia, es una mirada súper colectiva y habla de las problemáticas que estamos viviendo. Ahora la pandemia está como bastante dominada, pero igual hay un montón de cosas que están pasando a nivel mundial, a nivel económico, a nivel ecológico, a nivel sentimental, por decirlo de alguna manera. Habla de eso este disco. Eso que me enseñó Rubén Olivera, en este momento, fue cuando más lo apliqué.

Despierto, ese adelanto, ¿es el ejemplo perfecto de esto?

Claro. Por lo menos en la banda o en las charlas que tuvimos lo que yo siento es que tenemos que dar vuelta una página y empezar a cambiar la manera en que estamos viviendo y cómo se ordena el mundo porque está claro que no estamos yendo por un buen camino. Pasaron un montón de cosas y necesitan la atención para que eso sea resuelto de alguna mejor manera.

¿Sigue siendo Socio un narrador, en ese sentido?

De alguna manera sí. Quizá, no es un narrador tan unidimensional, sino que es la mirada de las letras que salieron de las conversaciones de todos. Yo lo único que hice fue ser el catalizador de eso y bajé todo lo que escuché y lo ordené en una letra, pero me acuerdo ya haciendo el disco yo le decía a los gurises que lo que tenía ganas de escribir era una visión de todos. Me interesaba ese tipo de comentario en las letras.

¿Cómo se hace, agarrando temas actuales, para no politizar el arte?

Es difícil. Me parece que lo que yo traté al escribir esas letras fue no ir al lado político, sino al lado humano, a la falta de equilibrio en las cosas humanas. Obviamente, quizá siempre derivas en un lado político, en una bandera o un bando, pero traté de ser lo menos imparcial posible. Traté siempre de buscar un balance entre lo humano. sobre todo. Es difícil eso porque tampoco nunca había escrito de esa manera, me costó bastante empezar a hacer las letras. Creo que la primera me costó tres veces e hice quince borradores de la misma letra.

¿Cuándo podemos esperar el disco?

Es una buena pregunta. Sé que hay un tercer single potencial en el disco que puede salir, o puede salir el disco entero de una, pero todavía no lo sabemos porque recién salió un single.

¿2022?

Sí, estamos hablamos de este año, seguro. Pero no tenemos una fecha. El disco sale este año. Está pronto desde marzo. Estamos terminando el arte del disco ahora y nosotros tenemos ganas de que salga el disco ya. Hace dos años que estamos trabajándolo y hace siete años que no sacamos un disco de estudio. En el medio sacamos otras cosas, disco en vivo, singles, EP, de todo, pero así disco nuevo, no. Así que queremos que salga ya.

Por Federica Bordaberry